Ame-no-Uzume es la diosa japonesa del amanecer, conocida por su alegría y humor. Se le atribuye la invención de las artes escénicas, su baile espontáneo una vez salvó al mundo de la oscuridad eterna.

Ame-no-Uzume es la diosa sintoísta del amanecer, maestra de la alegría, el humor y el baile.

Una kami muy positiva (un tipo de dios o espíritu en la religión sintoísta), su ingenio trajo a Amaterasu, la diosa del sol, de vuelta al mundo, salvando a la tierra de la eterna noche de invierno.

Una deidad popular, Ame-no-Uzume se le atribuye el origen de las artes escénicas.

Etimología

El nombre completo de Ame-no-Uzume es Ame-no-Uzume-no-Mikoto, representado por los Kanji 天宇受売命 o 天鈿女命. Su nombre se acorta a veces a Uzume, y el nombre Ame se pronuncia a veces como Ama, ambos significan luz .

Su nombre puede traducirse de varias maneras, una de ellas es “La gran diosa, brillante Uzume”. Otras derivaciones incluyen “La Gran Persuasora” o “La Alarmante Femenina Celestial”.

Un apelativo alternativo suyo es Omiyanome-no-okami , lo que la convierte en un retenedor de la diosa Amaterasu de Yanome (cerca de Fukushima), traducido como “La gran diosa, retenedor de Yanome”. En el teatro cómico, a menudo se la llama Okame.

Atributos

Ame-no-Uzume es ante todo la diosa del amanecer, poniéndola al servicio de Amaterasu, la diosa del sol. Ame-no-Uzume es muy diferente de su amante, sin embargo, está más inclinada a la jovialidad y la creatividad, que conectan con el potencial, la creación y la felicidad a menudo asociada con el amanecer. Debido a esto, Ame-no-Uzume es a menudo retratada como sonriente.

Las historias tradicionales describen a Ame-no-Uzume con ropa suelta o reveladora, que otros kami en estas historias encuentran cómica, pero Ame-no-Uzume es alegre y despreocupada. A diferencia del muy reservado y apropiado Amaterasu, Ame-no-Uzume es abierto, despreocupado y dedicado a traer alegría al mundo.

Su naturaleza la convierte en una gran diplomática, y actúa como una de las sirvientas más confiables de Amaterasu.

Los espejos, un símbolo sagrado de la familia imperial, están a menudo conectados con Ame-no-Uzume por la forma en que el océano en la costa oriental de Japón refleja el sol del amanecer como un espejo.

Ame-no-Uzume se le atribuye la creación de muchas formas de arte japonés, como kagura , una especie de danza que cuenta las historias de kami , y algunas formas de comedia y teatro como el antiguo noh .

Ame-no-Uzume se representa a menudo en kyogen, una tradición del teatro cómico, y aquí se muestra a menudo semi-desnuda a efecto cómico. Debido a estas conexiones teatrales, Ame-no-Uzume es la diosa del jolgorio.

En relación con su marido, también se la considera una inari kami , o una diosa relacionada con kitsune , espíritus de zorro japoneses conocidos por su astucia y artimañas.

Familia

El marido de Ame-no-Uzume es Sarutahiko Okami, líder de los kami terrenales . Sus hijos crearon las formas teatrales de kagura y noh.

Diosa japonesa Ame no Uzume

Mitología

Ame-no-Uzume aparece predominantemente en el cuento de Amaterasu y su familia.

Amaterasu y la Cueva

…y estampando hasta que [Ame-no-Uzume] lo hizo resonar y haciendo como si estuviera poseído por una Deidad, y sacando los pezones de sus pechos, empujando hacia abajo la cuerda de su falda [hasta sus] partes privadas.

Kojiki , traducido por Basil Chamberlain

Amaterasu se había escondido, porque su hermano Susanoo la había avergonzado mucho. Con su desaparición, y consecuentemente la del sol, el mundo se volvió frío y oscuro. Por mucho que lo intentaran los kami , no podían convencer a Amaterasu de que reapareciera.

Ame-no-Uzume, una joven doncella, ideó un plan con las otras deidades celestiales. Empezó a bailar cómicamente para que todos los kami la vieran, quitándose varias prendas hasta quedar parcialmente desnuda. Su baile y su desnudez eran tan divertidos que los kami comenzaron a reírse.

Dentro de la cueva donde se escondía, Amaterasu escuchó las risas y se puso curioso.

Alejó la roca que bloqueaba la entrada de la cueva y vio a Ame-no-Uzume bailando; divertido, Amaterasu salió para tener una mejor vista.

Al salir de la cueva descubrió un espejo erigido por Ame-no-Uzume. Distraídos por su propio reflejo, los otros dioses empujaron la roca hacia atrás a través de la boca de la cueva y la ataron con una cuerda sagrada shimenawa, impidiendo que Amaterasu volviera a entrar en la cueva y haciendo que el sol regresara al mundo.

Resultó que Ame-no-Uzume era el salvador de todos.

Más tarde, cuando Amaterasu envió a su nieto Ninigi a gobernar el mundo, el kami terrenal Sarutahiko se negó a ceder su tierra a Ninigi hasta que Ame-no-Uzume le convenció de hacerlo. Ella y Sarutahiko se casaron y tuvieron hijos juntos.

Otra mitología

Ame-no-Uzume se suele comparar con otras deidades del amanecer, como los Ushas védicos y los Eos griegos, que comparten una raíz protoindoeuropea. La Ushas en particular es similar en cuanto a que su relato implica una cueva y la exposición de sus pechos en buena voluntad.

Cultura pop

Ame-no-Uzume se encuentra en la cultura popular, incluyendo:

  • En la franquicia de videojuegos Megami Tensei y la serie Persona en particular, Ame-no-Uzume ha aparecido a menudo como un demonio invocable.